Me pregunto si echarás de menos

las sonrisas de mis labios,

la alegría de mis sueños,

las caricias de mi voz.

 

Me pregunto si dibujarás

en algún momento

los instantes no vividos,

la dulzura de los días

dormidos sobre nuestra piel.

Me pregunto si podrás despertar

enmudeciendo esta melodía

que trona tupida de color.

 

Me pregunto si escribirás

mi nombre en el vaho

de algún cristal,

si cerrarás los ojos

al percibir el aroma

que te evocará una flor.

Me pregunto si podrás repetir

alguna vez una palabra

que, ahogada en el corazón,

emule impacientemente los cantos

del sonido de mi voz.

 

Me pregunto si yo podré

volver a escuchar en algún lugar,

sobre el arco iris,

sin que me tiemble el corazón.

 

                        Gema Sánchez García