Constantes vitales Viernes, Nov 26 2010 

Mantener las constantes vitales no significa conformarse con lo que me ha tocado vivir.

Mantener las constantes vitales no significa aceptar que la vida siga pasando y esperar a ver qué ocurre al día siguiente.

Mantener las constantes vitales no significa creer que las cosas son así porque el mundo/la vida es así.

Con estos pensamientos morimos cada día, agotamos el tiempo que nos queda aceptando que el entorno es el que marca nuestros caminos, nuestro devenir.

Mantener las constantes vitales es ilusionarse cada día pensando en mejores maneras de arrancar pedacitos de felicidad a la vida. Es tomar resuello contra las inclemencias, apretar los dientes y decidir que yo soy capaz de conseguir algo mejor o de superar los malos momentos.

Mantener las constantes vitales es aspirar a superar las expectativas de nuestros sueños e ilusiones, conseguir sonreír a la adversidad y creer que yo puedo.

Mantener las constantes vitales es no dormirse en el tiempo. Es despertarse para poder seguir escuchando que el corazón late, y lo hace con tanta fuerza, que ninguna monotoneidad o desesperanza podrá ahogarlo.

Mantengamos siempre bien altas las constantes vitales y cada día será un regalo.

Anuncios

Los besos que nos debemos Miércoles, Jun 23 2010 

                            Te acercas a mí

                             y mis ojos te anhelan,

                             te miro y entretengo en tus pupilas

                             el deseo de tu olor.

                              Te acercas a mí

                             y mi piel, tan seca,

                            derrocha dulzura

                            al mero tacto de tu amor.

 

                            Hago la lista

                            de los besos que nos debemos,

                            y no termino de puntear nunca

                            el comienzo de un renglón.

                            Hago la lista,

                            y a pesar de que borramos,

                            y borramos,

                            con suspiros y tanto amor,

                            nos quedamos siempre cortos,

                            nos miramos queriendo más los dos;

                            y así deseamos sentir,

                            y tocar, y querer,

                            y volver a nacer o retomar lo inacabado,

                            tachando los renglones

                            de los besos que nos debemos,

                            tachando los renglones

                           de los besos que guardamos.

 

                            Y a lo largo de las horas y el tiempo,

                            el placer amainamos,

                            velando un suspiro

                            hasta acabar el día, y la noche,

                            y tu aliento, mi niño, con un beso, callo.

 

                                                             Gema Sánchez García

Con los bolsillos llenos Miércoles, Feb 17 2010 

Tengo un montón de nombres anotados en el camino, una ristra de letras conexas desfiguradas ya por el tiempo, el calor o la nieve.

Tengo una casa, un jardín, un coche, una yegua en la memoria. Tengo una cuenta vacía y los bolsillos llenos de tantos recuerdos, que podría plenar las vidas de un ejército de oyentes.

Tengo tantas cosas en mi vida y tanta sed de vivir…

Tengo un montón de nombres. Algunos de ellos con cerebros brillantes a los que luego Dios olvidó apellidar con un corazón, otros con ortigas en las entrañas que no debería haber tocado para no sufrir urticarias transitorias que luego acabarían borrándose de la piel.

Tengo toda una vida que contar y mucho más por vivir. Tengo los recuerdos de la primera vez que vi la carita de mi sobrina recién nacida, con aquellos labios tan perfilados y curvos en un gesto facial de inmensa dulzura. Tengo los recuerdos de la primera cima escalada, con las fotos de mis amigos, de los que siempre están ahí. Tengo los momentos vividos entre tantas risas y tantos secretos compartidos…

Tengo tanto con qué soñar y tanto en el devenir, que ninguna piedra podrá tapar la alegría de existir.

Te quise un minuto Viernes, Jun 26 2009 

                                                 Te quise un minuto

                                                 e incluso tuve tiempo

                                                 de canturrear para ti

                                                 una canción aquella tarde.

 

                                                 Te quise un minuto

                                                 e imaginé cielos y brillos

                                                 pintados en el alma

                                                 con tu voz.

 

                                                 Te quise un minuto

                                                 y me pareció eterna

                                                 la sensación de felicidad

                                                 por sólo aquel instante.

 

                                                 Fue sólo un minuto,

                                                 pero aún cuando ahora

                                                 paso a tu lado y no te veo,

                                                 porque ya no me importa

                                                 no mirarte,

                                                 recuerdo el placer

                                                 de haber tenido

                                                 un minuto para amarte.

http://vids.myspace.com/index.cfm?fuseaction=vids.individual&videoid=41571695&searchid=6c158ad1-223d-46a7-a357-bec772b966f8

Reseña: El vídeo de youtube no permite ser incluído en el blog, y como creo que realmente merece la pena oír la canción, he copiado el link a myspace para que podáis disfrutar del tema.

Ya no estás ahí Miércoles, Oct 22 2008 

Te robo lo que no cogiste,

te quito lo que no aceptaste,

te dejo sin la flor

que no te atreviste a oler

y sin las manos

que no quisiste quedarte.

 

Te retiro mis canciones

y ya apenas puedo recordar

aquel arco iris

que nunca pintamos juntos.

 

Miro hacia otro lado

y siento ese calor y esa ternura

que no quisiste darme,

y sé que ya no tienes

nada de mí.

 

Ya no te pertenecen

mis sueños, mis lágrimas,

mis risas, mi calor.

Ya no tienes nada de mí,

salvo una esquela,

escondida en un armario

que reseña

un amor desatendido, perdido,

que algún día añorarás.

 

Y si en alguna curva te preguntas

qué pasó con nuestras miradas,

al salir de ella comprenderás

que aún después de todo,

nunca hiciste nada.

 

Me quedo con lo que te dí,

y si no tenerte era un castigo,

ahora que renazco

voy a vivir y sentir de veras

todo aquello no vivido.

 

              Gema Sánchez García

Donde nacen las cosas Miércoles, Sep 17 2008 

Del transcurrir de las horas

nace la esperanza;

del color de los momentos,

los sentimientos.

 

Del olor de mil flores

nace la calma;

y del cariño de un cuerpo,

el sosiego.

 

De las cosas que vivimos

nace el recuerdo;

y de los mundos imaginados,

los sueños.

 

De quererte, amor mío,

nace  un duelo;

y del olvido…

sólo eso.

 

            Gema Sánchez García

 

Premios Bitacoras.com Edición 2008. Candidatura a mejor Blog Personal Viernes, Sep 12 2008 

Premios Bitacoras.com Edicion 2008

Votar en los Premios Bitacoras.comMedio Oficial de los Premios Bitacoras.com

¿Cuál es tu belleza o valor? Martes, Sep 2 2008 

He sido invitada por Rotulista de amor a contestar a esta propuesta y aquí va lo que he encontrado al urgar en los entresijos de mi mente y de mi alma:

Mis valores:

* El honor, el primer valor de todos. Disfrutar de la credibilidad de los demás es sin duda lo mejor que puedo aportar a cualquiera de mis entornos.

* La alegría de saber disfrutar de las cosas grandes y también de las pequeñas, con una sonrisa casi siempre dibujada en mis labios.

Mi belleza:

* Mi corazón, abierto y parlanchín, capaz de regalar sin complejos frases como las de esta poesía: Tienes de mí.

* Mi sensibilidad, capaz de hacer brotar una lágrima hasta con los anuncios (como yo digo). Y no la confundo con sensiblería, sino con tener todas las células de mi cuerpo tan a flor de piel que la pasión me envuelve en cada frase y en cada gesto.

* Mis pecas, esas pequeñitas que tengo alrededor y sobre la nariz, que denotan el grado de niña traviesa que, a pesar de la edad, conservo en mi interior.

¿Tú qué aportas a tu curriculum interior?

Me pregunto qué serás… Jueves, Ago 28 2008 

Me pregunto si echarás de menos

las sonrisas de mis labios,

la alegría de mis sueños,

las caricias de mi voz.

 

Me pregunto si dibujarás

en algún momento

los instantes no vividos,

la dulzura de los días

dormidos sobre nuestra piel.

Me pregunto si podrás despertar

enmudeciendo esta melodía

que trona tupida de color.

 

Me pregunto si escribirás

mi nombre en el vaho

de algún cristal,

si cerrarás los ojos

al percibir el aroma

que te evocará una flor.

Me pregunto si podrás repetir

alguna vez una palabra

que, ahogada en el corazón,

emule impacientemente los cantos

del sonido de mi voz.

 

Me pregunto si yo podré

volver a escuchar en algún lugar,

sobre el arco iris,

sin que me tiemble el corazón.

 

                        Gema Sánchez García

Tienes de mí Jueves, Jul 31 2008 

                 Tienes en mis manos

                 la inocencia de todas las flores,

                 el aroma de los caminos

                 recorridos en millones de segundos,

                 el rocío de las olas refrescando

                 las líneas de mi piel.

 

                 Tienes en mis ojos

                 a la niña que acude

                 impaciente a la llamada

                 de los colores, de la alegría,

                 de tantos despertares cálidos

                 entre las sábanas

                 de mi corazón.

 

                 Tienes en mi alma

                 la pureza de los cantos,

                 las notas hiladas con el jugo

                de mis sueños, de mis atardeceres,

                de la vida que narrarán

                los juglares de mis épicas.

 

               Tienes todo lo que dejé

               de ser en las glaciaciones oscuras

               de los momentos perdidos.

               Tienes de mí

               todo lo que podré ser.

     

                                  Gema Sánchez García

Página siguiente »